Sunday, 17 July 2011

Conversaciones con Woody Allen


El escritor y biógrafo norteamericano Eric Lax ha pasado más de la mitad de su vida conversando con Woody Allen sobre él, sobre sus films, sobre cómo ha llegado a donde ha llegado.

El libro, dividido en ocho partes, trata las diferentes fases de una película profundizando así en cosas como el montaje, el rodaje, la idea, el guión, los actores…

Da gusto leerlo y redescubrir a ese Allen neurótico, nervioso e hipocondríaco que ya conocemos, humilde y algo raro, que es lo que le hace realmente especial. Mientras Lax se deshace en elogios hacia el director neoyorkino, Allen alaba a sus actores y a los miembros de su equipo. Le sobran piropos para sus actrices favoritas como Mia Farrow, Scarlett Johanson o, sobre todo y con toda la razón del mundo, Diane Keaton, de la que dice que es la única actriz que ha conseguido ser más divertida que él en una película en la que él actúe y que lo es también en la vida real, dando siempre una réplica mil veces más ingeniosa que lo que él acabe de decir.

Tampoco se queda corto elogiando a sus artistas favoritos, a sus inspiraciones, sobre todo a Bergman y a Hope.

Además, el libro te deja con un maravilloso sabor de boca con frases que cada dos por tres evidencian que Woody Allen es más que un simple director de cine (muy europeo, por cierto). Es un hombre inmensamente inteligente que nos obsequia con reflexiones políticas, religiosas y filosóficas, además de una gran cantidad de frases llenas de humor.

Personalmente, me quedo con un momento con el que me veo identificada en el que dice que nunca ha usado un story board porque no lo considera necesario y, de todas formas, es demasiado vago para hacerlo.

No comments:

Post a Comment